Composición y cuidado del calzado

Calzado diseñado y manufacturado en Santiago de Chile con materiales de primera calidad y ediciones limitadas. Elaborado con materiales de primera categoría, con capelladas y forros interiores de piel natural de animal, garantizando calidad del calzado y facilitando la transpiración del pie. Plantillas y suela confeccionadas con material altamente flexible y natural, acolchadas para la comodidad y amortiguación del pie al caminar. En nostálgicos diseños y calidad a prueba del tiempo 


CUERO LISO

  • Limpia los excesos de polvo y suciedad con un paño seco de algodón.
  • Lustra con frecuencia tus zapatos, usa un cepillo de cerda suave.
  • No lo guardes en lugares cerrados y/o húmedos
  • Dale brillo con un producto especializado de espuma abrillantadora.
CUERO GRASO
  • Limpiar exceso de suciedad con un trapo de algodón seco
  • Si se mancha o ensucia, usa un producto específico para su limpieza, se recomienda usar productos especializados grasos. No usar agua o jabón.
  • Si no tienes a la mano un producto especializado, puedes usar crema humectante neutra para revivir el color natural del cuero y suavizar posibles arañazos.
CUERO NAPA
  • Limpia los excesos de polvo y suciedad con un paño seco de algodón.
  • De vez en cuando lustra tus zapatos, usa un cepillo de cerda suave.
  • No lo guardes en lugares cerrados y/o húmedos.
CUERO NOBUCK
  • Frecuentemente peina la superficie con un cepillo de cerda suave para limpiar excesos de suciedad, también puedes usar un paño de algodón seco.
  • Si se mancha o ensucia, usa un producto especifico para su limpieza, NO uses agua, jabones, grasas o cremas.
  • Es ideal impermeabilizarlo con un producto especializado.
  • No lo guardes en lugares cerrados y/o húmedos.
CUERO GAMUZA
  • Frecuentemente peine la superficie con un cepillo de cerda suave para limpiar excesos de suciedad, también puedes usar un paño de algodón seco.
  • Si se mancha o ensucia, usa un producto específico para su limpieza, NO uses agua, jabones, grasas o cremas.
  • Es ideal impermeabilizarlo con un producto especializado.
  • No lo guardes en lugares cerrados y/o húmedos.
  • La gamuza es de "alto mantenimiento" en comparación a los cueros de grano laterales y lisos. Muestra las manchas fácilmente, su flojel se desvanece y no puede ser aceitado como se puede hacer con los cueros lisos. El aceite simplemente mancha la gamuza y arruina el flojel. 
CUERO RICHATO | CHAROL
  • Una gamuza. Se trata de un trapo de piel de tacto suave y sin grasa. Tiene que estar completamente limpio (si no lo está es recomendable limpiarlo con jabón neutro antes de utilizarlo sobre los zapatos).
  • El jabón neutro es imprescindible si queremos que no quede rastro o evitar que quede una capa jabonosa/grasienta que no podamos retirar.
  • Trapo para secado: Sin grasa, sin pelusas y sin que deje rastro. Tiene que ser de un material suave no acrílico.
  • Paño seco para la limpieza final. De similitudes parecidas a la del anterior. Tiene que estar completamente seco para que el resultado final de pulido sea completamente exitoso.
  • Agua: imprescindible, tanto para rebajar los productos comprados, como para retirar cualquier imperfecto o suciedad profunda.
CUERO FOLIAS METALIZADAS

Para el cuero metalizado se debe tener en cuenta que la fricción puede desgastar su brillo. Recordar que justamente son folias adheridas a través de temperatura que se impregna a la piel o cuero. De esta manera cualquier raspón fuerte puede provocar el desgaste rápido del material, y desteñirse de color, dañando la folia. Te aconsejamos siempre cuidarlos con silicona multiuso que es más suave que el betún (siempre incoloro) y más recomendable para los cueros de este tipo.